sábado, 8 de julio de 2017

Villa Clara. Capítulo 3


Capítulo 1
Capítulo 2

Capítulo 3

Durante dos días más, ella salía al camino y él aceptaba su compañía, sin más. Ninguno de ellos hablaba y en cierta forma, Paloma se impacientaba. El día fijado se acercaba y Nacho no estaba preparado. ¿Cómo revelarle aquella verdad que ella misma trabajó tanto para poder comprender?

De pronto, él interrumpió su pensamiento con una revelación que ella, en el fondo, ya esperaba.

-         Mañana no vendré.


         Ella le observó. En los últimos dos días no habían hablado más que unos minutos al terminar el recorrido. Ella le había invitado la tarde de antes a tomar un refresco, pero él, eludía Villa Clara de una forma tenaz. Incluso habían bromeado en cuánto al supuesto encantamiento de la casa y Paloma le había prometido que ningún ser de otro mundo le iba a abrir la puerta.

         Pero ella sabía que era inútil. Solo tenía que jugar bien sus cartas...

-         Si vendrás. Traerás flores y las colocarás en aquél árbol, junto a la cinta lavanda,  como hiciste el año pasado, y el anterior y el anterior. Lo que pasa es que no quieres que yo venga. Y lo entiendo. Lo que me duele es que no seas sincero.

Nacho se quedó de piedra. ¿Cómo sabía ella eso? Tampoco le dio tiempo a preguntarlo. Paloma lo dejó ahí, plantado, y se fue, sin más. ¿Por qué le había mentido? Ella había sido sincera con él desde el principio. Había aguantado sus cambios de humor y no parecía querer nada a cambio. Sólo su compañía. Tendría que haberle contado la verdad, pero era algo que quería hacer solo y temía que ella quisiera acompañarlo. Ahora se arrepentía de no haber sido sincero.

Mientras observaba como ella se alejaba, empezó a sentirse cada vez más apesadumbrado. La muchacha no merecía una mentira. Sólo tenía que ser sincero. Contarle que pasara lo que pasara, al día siguiente, necesitaba salir a solas, sin más.

Mientras, ella caminaba a la villa. Al contrario de lo que Nacho pensaba, iba animada. Todo estaba ocurriendo tal y como “ella” le había contado. “Ella” fue quién le contó lo de la tradición que él pretendía un año más continuar. Pero no sería así, no si Paloma podía evitarlo. 

El aniversario de la muerte de Irene. Justo al día siguiente. El último día que Paloma tenía para cumplir su misión. Aceleró el paso y entro en la villa. Los preparativos habrían de comenzar.

Por su parte, Nacho se dirigió a su casa, cabizbajo y preocupado. Aquella noche no podía descansar y terminó tomando píldoras para dormir. Nada más cerrar sus ojos, el día del accidente volvió a ser un momento presente en su subconsciente. Observó a Irene, su sonrisa, su pelo, su tacto... que se volvía imposible al intentar acercarse. Escuchaba su voz, sentía su presencia con una intensidad tal que dolía... pero en el último instante, cuando el rugido de la moto se acercaba y él intentaba una vez más, cambiar aquél destino...,  Paloma ocupaba el lugar de Irene.

Despertó sobresaltado, sudoroso e inquieto. Una gran angustia en su pecho, y un fuerte dolor de cabeza que se convirtió en auténtica fatiga. Él jamás había creído en supersticiones ni sueños premonitorios, pero por alguna razón, se sentía inquieto. ¿Y si Paloma acudía al lugar como todos los días y le ocurría algo a ella también? ¿Y si aquél sueño era una forma de avisarle? ¿Qué sentido tenía?

Sólo había una forma de poder respirar algo más pausadamente. Y era visitando a Paloma en Villa Clara.  




16 comentarios:

  1. nostalgia
    maravilla de palabras
    que largas al aire deleitándonos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias Mucha. Espero que la historia te guste, tiene su punto "mágico". Muchos besos cariño :D

      Eliminar
  2. Belleza y magia se intuye aquí, seguiremos atentos...
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Navegante, por ahí, por ahí, va, ja ja :D

      Eliminar
  3. Sabes cómo intrigarnos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Susana. Eso intento, ja ja. Muchos besos :D

      Eliminar
  4. me ha quedado con ganas de mas al final del capitulo, que pasara en villa clara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Abbie, qué poquito queda ya... Muchos besos preciosa :D

      Eliminar
  5. Holaaa
    Me has dejado diciendo: ¿POR QUÉ NO ESTÁ YA EL SIGUIENTE CAPÍTULO? jajajaa
    Quiero seguir leyendo, me está gustando mucho
    un besoteee!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias Naya, eso es super importante. Queda muy poquito, muy poquito, ja ja.
      Muchos besos preciosa :D

      Eliminar
  6. Esto se está poniendo intrigante..........

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja, muchas gracias Conchi. Ésa es la idea. Muuuaaaakkk :D

      Eliminar
  7. Cuánto misterio Margarita, tu historia va finalizando y no he encontrado el nudo que va a mostrarnos el final. Muy buena novela.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien María Rosa! Ya queda poco, poco. Espero que te guste el final, ja ja. Muchos besos :D

      Eliminar
  8. Hace tanto que no entro a leer....pero Villa Clara es bueno, te obliga a seguir, y si tiene su magia la tuya para redactar. Cariños y me has dado ganas de empezar de nuevo !!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ana! ¡Qué alegría verte por aquí de nuevo! Pues nada, anímate, hay varias mini novelas como Villa Clara. Muchos besos preciosa y feliz de veras de leerte. :D

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...