viernes, 19 de mayo de 2017

Venganza. Capítulo 1


Venganza

Capítulo 1

El poder de Karim se extendía como la arena del desierto por toda Bagdad. El mismo rey había requerido sus servicios en innumerables ocasiones como “hakim”, hombre sabio, médico, y hasta consejero.

El regente le ofreció vivir en palacio, y de esta forma, tenerle más cerca de él y sus continuos reclamos. Pero Karim era un hombre muy celoso de su intimidad,  así que no cedió a esta petición. Necesitaba en cierta forma vivir aislado de la corte, y de esta forma, llevar a cabo sus “consultas privadas”. 


Fue por ello que terminó construyendo un pequeño palacete a las afueras de la aldea. Una edificación que se recortaba contra el horizonte como en las leyendas de las mil y una noches, repleta de misterios y secretos, donde los sirvientes habían de mantener la confidencialidad sobre lo que entre sus paredes ocurría, bajo pena de muerte. 

De tez morena y grandes ojos rasgados, Karim poseía una complexión atlética y era poseedor de cierto atractivo, que no pasaba desapercibido ante las mujeres que acudían a él con asiduidad y, bajo motivos diversos, a veces solo atraídas por conocer a la leyenda.  

Su fama le precedía en cuánto a la elaboración de ungüentos para infinidad de conflictos, pero en especial, era conocido entre las féminas por tener la habilidad de preparar un brebaje que extraía de determinadas raíces, y que una vez mezcladas a conveniencia, otorgaban vigor masculino.

Pero la leyenda no cesaba en ese punto. Karim era temido como hechicero, venerado como curandero, y deseado como amante, pues su fama le precedía en esto último.

Cuando una mujer acudía a él en busca de remedio, podía realizar el pago de dos formas distintas, establecidas por el mismo Karin. Éste podía ser a través de pago en moneda, sin embargo, por todos era conocido que cuando era una mujer joven y bella quien acudía solicitando su ayuda, él solía exigir un pago bien distinto. En esas ocasiones, exigía yacer con la joven en cuestión.

Ese gran secreto a voces por muchos conocido, había creado más de una tensión, así como algún que otro hombre despechado tocando con furia a las puertas del palacete. Hombres, que misteriosamente, desaparecían días después de acudir solicitando venganza por el agravio sufrido, apareciendo a veces en las mazmorras del Califa, o peor aun, muertos a kilómetros de la ciudad.

La leyenda sobre el poder intocable y creciente de Karim siguió extendiéndose como el fuego sobre yesca seca. Sus deseos eran órdenes. 

Pero todo paraíso tiene un día nublado, y toda leyenda, una pequeña grieta por donde abrir sus entrañas...

Cierto día, en mitad de una tormenta inusual de arena, escuchó unos golpes en su puerta. Aquella noche el personal del servicio no se hallaba en el palacete, pues el propio Karim lo había alejado del mismo. No hacía muchos días había visto pasar por el mercado a una joven que le había dejado realmente intrigado. Tras verter cierta sustancia en la fuente donde cada día el hombre llevaba al ganado, éste habría enfermado. Ése era el plan. Ahora su joven esposa acudiría a él.  

Pero conforme la noche fue cubriendo el palacete, y ésta no aparecía, Karim supo que algo había pasado y ella no acudiría. Maldijo varias veces, y procedió a irse al lecho, cuando escuchó los fuertes golpes en la puerta.    
 
Golpes que continuaron, cada vez más fuertes y desesperados, a esas horas intempestivas y bajo esas adversas circunstancias.  ¿Quién osaría llegar a esas horas de la noche? Tal vez la muchacha que finalmente había comprendido que a él, no se le podía decir no.

Pensó hacerla esperar para darle una lección, pero los golpes eran tan insistentes que le fue imposible ignorar aquella molesta llamada mucho tiempo más.

Fue así como se decidió a abrir, descubriendo asombrado ante sí, tres figuras recortadas contra la tormenta...

Capítulo 3 (Sin publicar)
Capítulo 4 (Sin publicar)
Capítulo 5 (Sin publicar)


9 comentarios:

  1. Una historia que se presenta con dureza... veremos como continúa.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si navegante, es una historia que al igual que las muñecas rusas o las historias de las Mil y una noches, esconde secretos que espero que te gusten.
      Muchos besos amigo mío :D

      Eliminar
  2. Holaaa
    Que ganas de seguir leyendo, por ahora muy interesante, ganas de leer como continua
    ¡un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchisimas gracias Naya! Como las otras, es una historia cortita, de 5 capitulos, pero eso sí... ¡subirá de tono! Ja ja. Muchos besos :D

      Eliminar
  3. ¡Uy Margarita! nos dejas con la miel en los labios, intrigante se nos presenta tu relato.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ésa es la idea Conchi, ja ja. Muchos besos preciosa :D

      Eliminar
  4. Wawww... quienes seran esas figuras desconocidas....?

    Voy al número 2.

    ¡¡Muy bueno!!!

    mariarosa

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...